Robert Smith, eterno adolescente.

27/11/2016 Texto por: SAS

«A las 21:05 horas, la banda liderada por Robert Smith, salió a la cita con su público barcelonés para regalarnos los oídos con un setlist dominado por canciones de su exitoso álbum The Head On The Door (1985).»

Ayer (26/11/2016) en Barcelona, pasó algo mágico: The Cure, la mítica banda de Robert James Smith actuó durante casi 3 horas, conciertos de duración estándar que suelen ofrecer a su público. Teloneados por unos ninguneados aunque brillantes The Twilight Sad (no habían aún ni 500 personas en el Palau Sant Jordi), la banda liderada por Smith salía tras 5 minutos de cortesía, a las 21:05 horas, a la cita con su público barcelonés para regalarnos los oídos con un setlist dominado por canciones de su exitoso álbum The Head On The Door (1985). Temas como Inbetween Days, Push, The Blood, Close To Me y la inesperada Sinking, generaron una pequeña histeria entre la grada de un respetable con una media de edad que rondaba los 40-50 años.

«Smith ha sido el Peter Pan de la música indie que ha inspirado a bandas estandartes del rock independiente como Placebo o Interpol.»

Y es que los aficionados de toda la vida de The Cure ahora cumplen los 50 y tantos años. El mérito de Smith es que ha sabido enamorar a tres generaciones de fans diferentes, y la razón principal de tal logro ha sido porque el vocalista ha encarnado el papel del eterno adolescente del rock. Smith ha sido el Peter Pan de la música indie que ha inspirado a bandas estandartes del rock independiente como Placebo o Interpol.

the-cure-en-barcelona-2016

The Cure 2016. De izquierda a derecha: Reeve Gabrels, Jason Cooper, Roger O’Donnell, Robert Smith y Simon Gallup.

De las múltiples formaciones por las que ha pasado la banda de Robert Smith a lo largo de su dilatada trayectoria esta es, sin duda, una de las más estables, marcada por el ex-guitarrista de Bowie, Reeve Gabrels que, desde la rara partida de Porl Thompson, ha ocupado su sitio y le ha imprimido a The Cure un sonido “roquero americano” insólito hasta entonces. Sin un nuevo disco publicado, rumoreado desde 2008 y titulado provisionalmente 4:14 Scream, The Cure están a punto de finalizar su gira mundial que comenzó en Nueva Orleans en mayo de este año y finalizará en el Wembley Arena de Londres el próximo 3 de diciembre.

«Sin nuevo disco publicado, The Cure está a punto de finalizar una gira mundial que comenzó el pasado mes de mayo sin una clara presencia de sus temas más oscuros.»

Únicamente, Smith y los suyos nos han regalado dos temas nuevos: It Can Never Be The Same y Step Into The Light junto a sus habituales éxitos Lullaby, Friday I’m In Love y Just Like Heaven sin una clara presencia de álbumes oscuros que los popularizaron a principios de los 80 como Seventeen Seconds (1980), Faith (1981), Pornography (1982) o su desvalorizado Bloodflowers (2002). A pesar de ello, ver el show que Smith y los suyos ofrecieron ayer en Barcelona solo puede ser obra de unos profesionales que llevan casi 40 años en el mundo del show business.

Anuncios