32 años después, surge la versión «femenina» (¿que no «feminista»?) de Cazafantasmas.

25/08/2016  Texto: SAS

¡¡ATENCIÓN: ADVERTENCIA IMPORTANTE DE SPOILERS!! ESTE ARTICULO CONTIENE INFORMACIÓN SOBRE PARTE DEL ARGUMENTO DE LA PELÍCULA.

logo-fem

A la izquierda: logo original de 1984 de los Cazafantasmas, a la derecha: logo diseñado por Kevin (Chris Hemsworth), el secretario “memo” de las nuevas Cazafantasmas. Los atributos exageradamente “grandes” de la fantasmina podrían considerarse como una clara muestra de “sexismo”, presente a lo largo del filme de Paul Feig.

¡Las chicas son guerreras! Esta expresión (popularizada en nuestro país por la mítica canción del grupo Coz, una de las más sonadas durante la época de “la movida madrileña”) parece estar totalmente en boga durante este 2016. Si bien a finales del año pasado asistimos a la revelación de una protagonista femenina para la nueva entrega de Star Wars Episodio VII: El despertar de la Fuerza (véase a Daisy Ridley en el personaje de Rey), ahora les toca el turno al elenco de mujeres seleccionadas por Paul Feig para resucitar el «fenómeno Cazafantasmas», que gozó de una gran popularidad durante los años ochenta. Pero este retorno no ha estado exento de polémica. Numerosos críticos cinematográficos y fans en general de la serie original, han tildado de “feminista” el retorno de dicho fenómeno. Paul Feig, el director de la función, no dudó en calificar a sus detractores de «misóginos» y de «gilipollas» en las páginas de la prestigiosa publicación The Hollywood Reporter.

345D27B14

De izquierda a derecha: Harold Ramis (Dr. Egon Spengler), Ernie Hudson (Winston Zeddemore), Bill Murray (Dr. Peter Venkman) y Dan Aykroyd (Dr. Raymond Stantz) fotografiados en 1984, fueron los Cazafantasmas originales.

Ghostbusters Day 16

De izquierda a derecha: Leslie Jones (Patty Tolan), Melissa McCarthy (Dra. Abby Yates), Kristen Wiig (Dra. Erin Gilbert) y Kate McKinnon (Dra. Jillian Holtzmann), fotografiadas en 2016 son las Cazafantasmas actuales.

«Numerosos críticos cinematográficos y fans en general de la serie original, han tildado de “feminista” el retorno del “fenómeno Cazafantasmas”, a lo que Paul Feig, el director de la función, no dudó en calificar a sus detractores de “misóginos” y de “gilipollas”».

¿«Feminismo» o «sexismo»? 

La verdad es que razón no le falta a Feig, aunque son varios los momentos del filme que rozan la frontera entre «feminismo» y lo que podría considerarse como «sexismo». La muestra más flagrante de este tono «sexista» son los momentos protagonizados por Kevin (interpretado por Chris “Thor” Hemsworth), un chico memo que se presenta para cubrir el puesto de oficinista de, en este caso, “las” Cazafantasmas. Hemsworth emula el papel de Louis Tully, el simpático contable que interpretó en la versión del 84 el magnífico actor Rick Moranis, prácticamente retirado de la escena de Hollywood. Decir que el pobre hace de “idiota” es poco… (¿es realmente necesario repetir el chiste de las gafas sin cristales todo el rato?). Kevin es lo peor de la película que se muestra al público como un “cachitas” usado por las chicas frecuentemente para sus bromitas y comentarios sexistas. ¡Claro que sí!, abusando del cliché de que los “guapos” siempre tienen que ser “tontos”… Además, a Kevin no le hace falta ni pasar por un proceso de selección: es contratado directamente por su formidable aspecto físico y sólo porque a todas las Cazafantasmas les hace “tilín”… Eso, sin duda, no beneficia al conjunto del filme que, por lo general, no es que esté tan mal.

Chris-Hemsworth-ghostbusters-kevin

«Chris “Thor” Hemsworth interpreta al memo oficinista Kevin, usado frecuentemente como cliché “sexista”. Sin duda, de lo peor del filme».

Otros momentos susceptibles al «sexismo» podrían ser cuando Holtzmann chupa lascivamente su cañón de protones tras “cargarse” a un fantasma. También cuando el bobo de Kevin les muestra a las Cazafantasmas su “peculiar” logo de una fantasma con unos pechos exageradamente crecidos o cuando los decanos echan a Erin y a Abby respectivamente de sus universidades. ¿Por qué tienen que ser “hombres” los que ostentan lugares de poder en lugar de mujeres? Si realmente Paul Feig quería dar una visión positiva del feminismo quizá, con todo lo dicho, le puede haber salido todo lo contrario.

Cameos “a porrillo”

No obstante, la versión de Feig conserva la frescura y la espontaneidad en los diálogos de sus dos predecesoras escritas por los creadores originales de la serie: Dan Aykroyd y el fallecido Harold Ramis. Por cierto, hablando de sus creadores, a Aykroyd le ha encantado esta nueva versión à la femme de su clásico de los ochenta y la recomienda encarecidamente a todas sus amistades. A excepción del mencionado Moranis que declinó la oferta de reaparecer, todos los actores originales (incluso el fallecido Ramis) han hecho acto de presencia de una manera u otra en esta nueva versión. Aykroyd, el histriónico Dr. Ray Stantz en la original, aparece esta vez de malhumorado taxista. Ramis (el Dr. Egon Spengler) no aparece desde el más allá, sino en forma de busto en la universidad donde trabaja la Dra. Erin Gilbert. Bill Murray (que ha boicoteado siempre el proyecto de una tercera parte con los Cazafantasmas originales) aparece en esta versión de antipático Dr. Martin Heiss, reprobando el trabajo de las Cazafantasmas, y este acaba muerto por un demonio atrapado en la trampa-fantasmal al abrirla. Annie Potts, la flemática secretaria original, aparece en la recepción de un hotel. Sigourney Weaver, la frágil violonchelista Dana Barrett, reaparece como mentora de la Dra. Holtzmann al final del filme. Pero quizá el mejor cameo ha sido el de Ernie Hudson (el Cazafantasma negro de la original, Winston Zeddemore), que sale como el tío de Patty reclamándole su coche funerario convertido en el entrañable Ecto-1. A propósito del “Cazafantasma negro”, la comunidad afroamericana ha acusado también al filme de Feig de «racista» al mostrar de nuevo a las tres blancas Cazafantasmas como científicas y a la Cazafantasma negra como una simple trabajadora del metro… En fin, hablando en plata, que el bueno de Paul Feig se las ha tenido que “comer dobladas” con esta nueva versión de Cazafantasmas, aunque la película haya cubierto con los gastos y con las expectivas iniciales.  ¿Habrá en 2021 una secuela del reboot con Ghost Corps?

dan-aykroyd-ghostbusters-2016-taxi-cab-driver-cameo

«A uno de los creadores originales de la serie, Dan Aykroyd, le ha encantado esta nueva versión à la femme del clásico de los ochenta».

Anuncios

El Criticabrón#1: ‘Baby Davis’, anda, ‘Bette’ por ahí…

19/08/2016 Tomás Gallego

Tenemos el gran placer de hermanarnos con el blog personal de un colega de carrera de Bellas Artes: Tomás Gallego Santamarta, que hace unas críticas muy suyas sobre pelis y demás cultura friki. En este primer “hermanamiento”, El Criticabrón nos trae una revisión del clásico de Robert Aldrich, ¿Qué fue de Baby Jane?. ¡Muchas gracias y un gran saludo, Tumaket!. ¡Ah, y por muchos Criticabrones más juntos!

‘Baby Davis’, anda, ‘Bette’ por ahí…bette-davis-loca

 

«¡Ha! ¡Ha! ¡¡HA!! 76 años echándose unas risas: el Joker en el cine y en la TV».

18/08/2016 Texto por: SAS

«Creado en abril de 1940 para el primer cómic de Batman, el Joker se ha revelado como un perfecto antihéroe, un caramelo para el actor que lo interpreta.»

Romero, Nicholson, Hamill, Ledger, Leto. Estos cinco actores tienen un mismo denominador común: todos ellos han interpretado al villano más carismático de la historia del cine (con permiso de Lord Darth Vader): el Joker. Creado por Bob Kane, Bill Finger y Jerry Robinson en abril de 1940 para el primer cómic de Batman y publicado por DC comics, el Joker se ha revelado como un perfecto antihéroe. Es como un caramelo para el actor que lo interpreta, capaz de hacerlo valedor de la preciada estatuilla dorada como fue el caso de Heath Ledger (aunque de manera póstuma). En esta entrada, analizamos 5 visiones diferentes de un mismo personaje: el Príncipe Payaso del Crimen, el As de Bandidos o el Arlequín del Odio como también es conocido al Joker.

El gentleman latino: César Romero

joker_cesar_romero_card

La primera encarnación del Joker fue la que hizo en la pequeña pantalla el actor neoyorquino de raíces cubanas César Julio Romero Jr. en la serie de los años 60. Más conocido como César Romero, él fue el único en poner las condiciones con el Joker. Romero, habituado a interpretar a “gentlemens” (lo que en España se conoce como “galanes”), se negó rotundamente a afeitarse su bigote para interpretar al famoso payaso, algo que cualquier actor accedería sin pensárselo dos veces para dar vida al Joker… La razón por la que se opuso tan férreamente en afeitárselo fue porque, según Romero, su mustache era lo que le daba personalidad como actor. Los productores de la serie accedieron pero a condición de que se lo maquillase. Romero encontró un territorio virgen con el Joker dotando al payaso de un histrionismo cómico muy fiel a las líneas maestras de Robinson, Finger y Kane y al tono humorístico de la teleserie.

cesar-romero-joker

«Romero encontró un territorio virgen y dotó al payaso de un histrionismo cómico muy fiel a las líneas maestras de Robinson, Finger y Kane.»

El mafioso dandi: Jack Nicholson 

jack_nicholson_joker_card

El debut del Joker en terrenos cinematográficos vino de la mano del controvertido y oscarizado actor americano nacido en Nueva Jersey en 1937, Jack Nicholson. De hecho, antes de que Nicholson hiciera su magnífico trabajo con el rol del Joker, los actores de Hollywood se negaban a interpretar personajes basados en cómics ya que no estaba demasiado bien visto que un actor de renombre lo hiciese. Esto, repito, fue antes de que Nicholson diera vida al Joker de Tim Burton en 1989. La película de Burton, titulada Batman a secas, fue un hito en el momento de su estreno y estuvo influenciada parcialmente en las historietas La broma asesina de Alan Moore y Brian Bolland y en El retorno del caballero oscuro de Frank Miller. Sin embargo, Burton y el propio Nicholson hicieron contribuciones decisivas en esta particular versión expresionista del malvado payaso. La más importante quizás fue que el joven Joker asesinó a los padres de Batman cuando este era solo un niño y la manera de presentarse en el filme como un dandi mafioso, además de diletante artístico. Quizás la secuencia más memorable de Nicholson como Joker sea la que protagonizó junto a Kim Basinger en un museo-restaurante donde el Joker le da su peculiar toque artístico-destructivo a las obras de arte que allí se exhiben. Señalar, por último de este Joker, su poética y aterradora frase antes de cometer un crimen: “Dime, ¿has bailado alguna vez con el demonio a la luz de la luna?”.

Jack-Nicholson-Joker_TINIMA20121221_1030_5

«Antes de que Nicholson hiciera su magnífico trabajo con el rol del Joker, los actores de Hollywood se negaban a interpretar personajes basados en cómics.»

El payaso animado: Mark Hamill

joker2bybella

La voz oficial de la versión animada del Joker se la puso el actor Mark Hamill, conocido mayoritariamente por interpretar al jedi Luke Skywalker en la primera trilogía de La guerra de las galaxias (la “buena” para muchos, es decir la comprendida entre los episodios IV y VI). Hamill ha sido la voz oficial del Joker desde 1992 en la primera serie de dibujos animados que se realizó para contar las aventuras del hombre murciélago titulada Batman: The Animated Series prolongada hasta 1994. Luego, volvió a ser la voz del Joker de 1997 a 1999 en The New Batman Adventures. Así mismo, volvió a repetir el rol del macabro payaso en 2000 en Batman Beyond. Hamill le ha proporcionado también su voz al Joker en numerosos videojuegos, el último de los cuales ha sido Batman: Arkham Knight en 2015. A pesar de su declarada admiración por ser el actor de doblaje oficial del Joker en su versión cartoon, Hamill ha ido anunciando desde 2009 que abandonaba el personaje del Joker, aunque este siempre ha vuelto para ponerle voz al bromista mafioso. “Nunca digas nunca”, clarificó Hamill en varias ocasiones para desmentir sus intentos de despedida con el Joker. Su estilo a la hora de interpretar al famoso Guasón (como es conocido en latinoamérica) fue similar al que hizo Romero en la serie de los años 60, pero Hamill le dió un matiz más sádico al Joker, versión César Romero. La carcajada entrecortada de Hamill poseía matices sombríos que llevaron al personaje a una dimensión aún más maléfica y que, sin duda, recogió Heath Legder en 2008 en la versión de Nolan para llevarlo a un estadio más perturbador. La última aportación de Hamill con el personaje fue recientemente en 2016, en el largometraje Batman: The Killing Joke, una adaptación animada del cómic clásico de Brian Bolland y Alan Moore.

mark-hamill-joker

«La carcajada entrecortada de Hamill poseía matices sombríos que llevaron al personaje del Joker a una dimensión aún más maléfica.»

La personificación del caos: Heath Ledger

heath_ledger_joker_card

Cuando todos creíamos que el mejor Joker de la historia lo había interpretado Nicholson, Christopher Nolan sorprendió a todo el mundo en 2008 con la secuela de Batman Begins, titulada The Dark Knight protagonizada por Christian Bale en el papel del murciélago enmascarado y el australiano Heath Ledger como Joker. El extraordinario papel que hizo Ledger como archienemigo de Batman le hicieron valedor del Oscar al mejor actor de reparto y al Globo de Oro. Ningún actor antes había conseguido tantas meritaciones por un rol de un personaje de cómic. Por desgracia, Ledger falleció antes de poder recoger sus merecidos premios, contribuyendo a augmentar la leyenda oscura en torno a ese Joker en particular. Dicen las malas lenguas que Ledger se recluyó solo en una habitación de hotel para construir su papel y medio enloqueció. Su versión del Joker distaba sustancialmente a la Nicholson ya que llevó al famoso payaso a límites insanos cercanos a la locura. De hecho, Ledger se expuso a algunas de las escenas más peligrosas de la película sin ningún miedo. Según los creadores de esta reinterpretación del personaje, el Joker de Ledger/Nolan fue una personificación del caos. Durante la película, el terrible payaso adquiere una dimensión de sociópata-anárquico-compulsivo capaz de cometer una atrocidad peor que en la anterior set piece. La escena del tête à tête en la comisaría entre Batman y el Joker, donde Ledger llega a estados de pura demencia será siempre la más recordada del filme de Nolan. Recuerdo personalmente estar en el cine agarrado a la butaca con el corazón encogido mientras veía actuar a Ledger en la que está considerada como una interpretación maestra del cine contemporáneo. Y como no, al igual que Nicholson, Ledger dejó otra frase para la historia: “¿Por qué tan serio?”.

heath-2

«Ledger llevó al famoso payaso a los límites de la locura siendo, según sus creadores, una personificación del caos.»

“Broda” Joker: Jared Leto

joker-leto-card

Y llegamos a la última versión del As de Bandidos: Joker versión Jared Leto. En el Escuadrón suicida dirigida por David Ayer, versado director en cine dramático y bélico, el director de Fury se atreve con el género de superhéroes (o mejor dicho, de supervillanos). En esta primera incursión cinematográfica de la “liga de los malos extraordinarios de la DC”, se presenta a un Joker considerablemente diferente a lo que hicieron sus predecesores… La verdad es que Leto defiende bastante bien durante toda la función a un personaje de tal peso específico como lo es el Joker, pero sin duda, lo mejor del filme no recae en él sino en su homóloga criminal, Harley Quinn. La Dra. Harleen Francis Quinzel (interpretada por Margot Robbie) fue la psiquiatra del Joker en su internado en el manicomio de Arkham (más conocido en la serie de “Batman” como el Arkham Asylum) que queda prendida por la personalidad neurótica de su paciente y se enamora locamente de él. Es tal su amor descontrolado que accede a morir por él arrojándose al mismo bidón de ácido donde cayó y se desfiguró el payaso asesino. Lo cierto es que la tórrida historia de amor entre Quinn y el Joker es lo mejor de la peli de Ayer, pero aquí el Príncipe Payaso no pasa de ser un mero secundario. Sin embargo, fuentes cercanas al montaje de la película (y el propio Leto) aseguran que se eliminaron al menos 22 escenas del payaso en el montaje final de la película (!). Eso desvirtúa en demasía el trabajo de Leto en el filme de Ayer en cuyo caso su interpretación podría haber sido mucho mejor. De hecho, algunos fans han interpuesto demandas a la distribuidora de la película, Warner Bros., exigiendo un nuevo montaje con las escenas eliminadas del Joker. De todas formas, analizando en concreto el trabajo actoral de Leto en este montaje del filme, el actor ha dado forma, hasta ahora, a la versión más “gamberra” del Joker en la pantalla en donde Leto le imprime un carácter más pandillero aportándole al personaje del payaso un look rapero y unos modales marcadamente afroamericanos. A pesar de su esfuerzo interpretativo, de su tatuado y original aspecto y de su ortopédica sonrisa (y, por cierto, muy importante, de lo que el montaje nos ha enseñado), el Joker de Leto no está a la altura del que interpretó Ledger ni tan siquiera del que hizo Nicholson. No obstante, se augura que Leto volverá a encarnar al Joker en Justice League: Part I de Zack Snyder prevista para 2017. A pesar lo dicho, creo sinceramente que Jared Leto se merece un ostensible “bravo” tan solo por haberlo intentado porque quizás una futura versión extendida del filme, nos revele más cosas buenas de su trabajo con el Joker.

haley-y-joker-Peter-Travers

«A pesar de su esfuerzo interpretativo, de su tatuado y original aspecto y de su ortopédica sonrisa, el Joker de Leto no está a la altura del que interpretó Ledger ni tan siquiera del que hizo Nicholson, aunque en el montaje final de la película se eliminaron 22 escenas del Joker.»