7 razones por las que considero «Donnie Darko» como la mejor película que he visto jamás.

01/05/2016 Texto por: SAS

¡¡ATENCIÓN: ADVERTENCIA IMPORTANTE DE SPOILERS!! ESTE ARTICULO CONTIENE INFORMACIÓN SOBRE PARTE DEL ARGUMENTO DE LA PELÍCULA.

3173Donnie_Darko_02

«Donnie Darko fue la mejor película de una nueva oleada de filmes considerados generacionales, ambientada en los añorados años 80».

Supongo que a estas alturas del blog mis lectores, si es que tengo alguno, se habrán percatado que no hago concesiones a la hora de redactar mis artículos: digo precisamente lo que pienso. No estoy redactando una enciclopedia donde cada dato tiene que ser sumamente objetivo. Para eso ya existe Wikipedia. Así que iba a titular esta entrada como 10 razones por las que considero Donnie Darko como la mejor película de todos los tiempos, pero eso quizás reconozco que hubiese sido excesivo…

Efectivamente, esta fue la peli que siempre quise filmar en mi época de estudiante de cine y que Richard Kelly hizo por mi en 2001. A principios del nuevo mileno, surgieron algunas de las películas que más me han inspirado y que, en cierta manera, son hermanas de una nueva oleada de filmes considerados generacionales. Memento (2000, Christopher Nolan), Donnie Darko (2001, Richard Kelly) o El efecto mariposa (2004, Eric Bress y J. Mackye Gruber) han sido algunas películas de esa nueva corriente de cine “experimental”. La película que nos ocupa, Donnie Darko, fue mi favorita y estuvo ambientada en los añorados años 80.

A continuación, expongo 7 razones por las que considero que el título que he escrito tiene su razón de ser:

donnie_darko1

«Richard Kelly, el director del filme, dijo que Jake Gyllenhaal nació para ser Donnie Darko».

1) Jake Gyllenhaal como Donnie Darko. Sin lugar a dudas, la elección del actor que encarna al memorable Donnie, Jake Gyllenhaal, es el mayor acierto de la cinta. Quizá, un actor coetáneo a Gyllenhaal como Elijah ‘Frodo’ Wood o Chris ‘Capitán América’ Evans, no hubiesen dado la talla para interpretar al rol principal. De hecho, Richard Kelly llegó a declarar en el documental del cómo se hizo la película que Gyllenhaal nació para ser Donnie. Y, a decir verdad, es una afirmación compartida.

2) Frank The Bunny. El “malo” de la función, producto de la mente enajenada de Donnie, es un conejo gigante portando una calavérica máscara plateada. La fuerza visual y el impacto que produce Frank en la pantalla hacen que sus apariciones sean sobrecogedoras. Sus pocas líneas de diálogo resultan perturbadoras y poseen un carácter mesiánico. Junto a Darth Vader y al Joker (versión Heath Ledger), no creo haber visto mejor representación del mal en la pantalla.

Donnie-Darko-2001

«Las pocas líneas de Frank The Bunny resultan perturbadoras y su fuerza e impacto visual, lo convierten en una de las mejores representaciones del mal en la pantalla».

3) El guion de Richard Kelly. Kelly, que también dirigió la película, escribió un guion sobresaliente, digno de estudio. Lo ambientó en la dorada época de los 80 y se inspiró en el material fantástico de cintas como Regreso al futuro (1985, Robert Zemeckis) o Posesión infernal (1981, Sam Raimi). La noche de Halloween, recurrente en varios filmes de los ochenta, aquí tiene una crucial relevancia, momento en el que se desarrolla el clímax de la película.

4) Una mezcla perfecta de géneros cinematográficos. En Donnie Darko, podemos encontrar al menos hasta 5 géneros cinematográficos que Richard Kelly combina en una proporción perfecta: la ciencia-ficción (en el “supuesto” viaje temporal de Donnie), el terror (en las fantasmagóricas apariciones del conejo Frank), el drama (que envuelve la muerte de Donnie), el género romántico (en la historia de amor, para nada empalagosa, entre Gretchen y Donnie) y todo ello revestido en la mejor película de adolescentes que diría se ha filmado jamás.

5) Una banda sonora de lujo. La selección musical de las canciones que suenan durante la película es de lo más acertada en relación con la temática oscura del filme y con la época en la que se ambienta la narración. Canciones de Joy Division, Echo and The Bunnymen, Tears For Fears, The Church o del legendario grupo de Danny Elfman Oingo Boingo hacen aparición en el film de Kelly. La banda sonora se completa con el material original que Michael Andrews compuso e interpretó para la película: una hipnótica suite cuyo “leitmotiv”, a modo de vals, parece haber sido compuesto desde el más allá.

8533_original

«Drew Barrymore interpretó a la controvertida profesora de literatura inglesa de Donnie y fue, mayormente, la responsable de que pudiera rodarse el filme».

6) Un reparto de secundarios formidable. Además de Jake Gyllenhaal y Jena Malone en los papeles principales, la cinta contó con las formidables interpretaciones de los actores de reparto comenzado por Holmes Osborne, el cual hizo una gran interpretación como el padre de Donnie y que, en la edición especial del DVD, se recupera una magistral escena entre él y su hijo, escena que Richard Kelly tuvo que cortar forzado por los productores del filme. Hablando de los productores, Drew Barrymore, además de interpretar a la controvertida profesora de literatura inglesa de Donnie, fue una de las mayores responsables de que se pudiera rodar Donnie Darko, la cual se involucró además en la co-producción de la película. Patrick Swayze, el fallecido actor de Dirty Dancing, por su parte, hizo de telepredicador aleccionando a los jóvenes a actuar de una manera antinatural, y que Donnie destapa que en realidad se trata de un pedófilo. Estos son solo algunos de los actores, aunque todos bordan a la perfección su rol en la película. 

bludarko1b

«El tema de la excesiva educación conservadurista norteamericana cobra una especial importancia durante la película».

7) Multiplicidad de mensajes subliminales del filme. La belleza del filme de Kelly radica en su brillante dirección y en la gran cantidad de lecturas que tiene su debut como director. Es realmente imposible enumerar todos los mensajes que contiene Donnie Darko pero, por citar unos cuantos, podemos encontrar la metafórica visión de Donnie como un Jesucristo particular que se sacrifica para salvar a Gretchen y a su propia familia, el tema de la excesiva educación conservadurista norteamericana (cuya novela Los destructores de Graham Greene cobra una especial importancia durante la película) o bien la doble moral yankee presente en muchos momentos del metraje, sobre todo en los protagonizados por el seminarista New age Jim Cunningham. Estos son solo algunos de los mensajes que convierten a Donnie Darko en un filme de culto que no gozó de un excesivo éxito en el momento de su estreno pero que el tiempo ha sabido colocar en un lugar privilegiado. Lástima que su secuela S. Darko (2009, Chris Fisher) no tenga absolutamente nada que ver con la original…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s